Domingo, 26 de agosto de 2007
De la vera de Katanga

Un rumor nos viene de Katanga
Diciendo al oído que un gigante
Cayó en la oscuridad de la noche
Y el agua que se precipita de los cielos
Y el agua que se precipita de las frentes
Y el agua que se precipita de los ojos
El agua que corre ondulante
Por todo lo largo del río color de té
Toda el agua está llorando y gimiendo
En esta oscura y tenebrosa noche
Donde la muerte tiene faz de gigante


De la vera de Katanga
Si te dicen madre mía
Marcando con el dedo
He aquí el lugar de ahí


Donde yace el hijo perdido
No, no lo crea madre mía
No, no lo crea madre mía
Que cayó ahí esa noche
De ese lado de Katanga


Mujeres con sus vestimentas
Que cruzan en bandadas
Venid al mezclar los llantos
A ese que corre enloquecido
Yendo de puerta en puerta
Diciéndole a gentes de aldea
Que él no se llega a creer no
En el fallecimiento del gigante
Que haya caído esa noche
Ahí en ese lado de Katanga


Lloremos si, lloremos compañeros
Sin vergüenzas si compañeros
Como antaño los días de duelo
En el país de nuestros grandes reyes
Todos en círculo reunidos juremos
Con los dedos señalando acusadores
Del lado de Katanga


Juremos dirigirnos
Marchando en fila
De cuatro en cuatro
En formación marcial
Dirigirnos al entierro
No de ese gigante
Porque muy adentro
Vivo sigue su corazón
En los nuestros latiendo


Apuntando con el dedo
De la vera de Katanga
Iremos, si, al entierro
Del casco colonial
Del casco del tirano
Blanco negro o kaki
Sin importar el color.



Henri Lopes
(versión libre de José Mª Amigo Zamorano del poema de H. Lopes ‘De la vera de Katanga’; París, febrero de 1961)

Tags: Literatura africana, poesía, Henri Lopes, Versión Libre, José Mª Amigo Zamorano

Publicado por Senocri @ 18:31
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios