Jueves, 29 de septiembre de 2011


CULTURA


Boubacar Boris Diop: “Sédar Senghor tiene admiradores; Cheikh Anta Diop, herederos

23/09/2011

El último diálogo del programa del III Salón Internacional del Libro Africano / IX Encuentro de Editores analizó la figura de dos de los más grandes intelectuales y escritores de las letras senegalesas como son Léopold Sédar Senghor y Cheikh Anta Diop, quienes encarna dos maneras diferentes de entender el continente africano.

El debate para hablar de estas dos figuras claves lo protagonizaron el escritor Boubacar Boris Diop y el editor Seydou Nourou, quienes admitieron a lo largo de la charla sentirse herederos del legado de Anta Diop. De hecho, ambos contertulios confesaron que sin bien “Léopold Sédar Senghor tiene admiradores, Cheikh Anta Diop tiene herederos.”

TEA Tenerife Espacio de las Artes acogió esta charla que estuvo moderada por el periodista Alfonso González Jerez, y en la que Boris Diop explicó que pertenece a una generación que estuvo en contra de la “negritud”, de la “francofilia”, una misma idea que separó radicalmente el pensamiento de los dos intelectuales objetos del diálogo.

En este aspecto, Boubacar Boris Diop explicó que si bien la muerte ha terminado por reconciliar a ambos personajes, ha ido creciendo con el paso del tiempo el legado e Cheikh Anta Diop mientras el trabajo de Sédar Senghor se hay ido empequeñeciendo.

Léopold Sédar Senghor fue el primer presidente de la República de Senegal. Escritor y poeta, a él se debe que este país del África occidental cuente desde aquel entonces con un régimen democrático que si bien no es prósperos, es democrático, destacó Boris Diop, quien criticó, sin embargo, que Sengor no renunciara a su nacionalidad francesa mientras gobernaba Senegal.

Para Seydou Nourou, Léopold Sédar Senghor realizó importantes transformaciones en el Senegal de su tiempo. Entre otras, resaltó, la de quitarle ciertos privilegios a cuatro municipios de Senegal, su trabajo “episódico” a favor de las lenguas africanas al que renunció al someterse al peso colonial francés y apostar por la “francofonía”.

Esto pude explicar que lo que queda del legado de Senghor sean hoy solo sus seguidores. Muchos de ellos artistas plásticos y músicos ya que durante su etapa como presidente trabajó mucho por la cultura. El problema, concluyeron tanto Boris Diop como Nourou es que estos seguidores solo ven a través de sus ojos y apenas reconocen sus enseñanzas y su obra.

Una obra cuya doctrina filosófica puso al servicio del aparato del Estado. Esa doctrina filosófica se conoce como “negritud”.

La figura de Cheikh Anta Diop ha sido, por el contrario, muy discutida. Quizá porque demostró, en opinión de los dos invitados, que África sí tenía historia más allá de la que aprendieron estando sometidos bajo una potencia colonial.

Insistió en la continuidad histórica del continente africano”, apuntó Nourou, “y su lucha fue la de un dinamizador cultural, intentando desarrollar una idea según la cual Senegal no podía desarrollarse bajo el dominio de una lengua extranjera.

Para demostrarlo, Anta Diop tradujo al wolof la Teoría de la relatividad de Albert Einstein, poemas de Molière e incluso la letra de La Marsellesa, aunque “Senegal carece aún de voluntad política para respaldar este proceso.”

Boubacar Boris Diop definió a Cheikh Anta Diop como la imagen personificada de “la soledad del corredor de fondo”, y explicó que recibiendo una educación afrancesada desde los seis años, en su adolescencía, con apenas 15 o 16 años, tomó conciencia y empezó a rechazar las mentiras y a denunciarlas con atrevimiento. “Creó un alfabeto wolof, aunque el gran milagro de la colonización francesa en Senegal es que supo apropiarse de las élites de forma tan eficaz que éstas terminaron por asimilar su alienación. Anta Diop fue el primero de rechazarla.

Tomado de : http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=news&task=view_news&cat=4&id=2251



Publicado por Senocri @ 20:04
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por el_trampero
Domingo, 16 de octubre de 2011 | 0:49

He estado buscando y nada en librerías de Querétaro. Tal vez en el D.F., pero no tengo prevista ninguan ida a la capital pronto.