Martes, 04 de enero de 2011

Historias de esclavos: Esclavos alquilando su propio tiempo

Un peque?o grupo de esclavos consigui? de sus amos el privilegio de 'alquilar su propio tiempo'. Estos gozaban de libertad de movimiento y se les permit?a buscar trabaj por su propia cuenta. Se les obligaba a pagar a su amo una determinada suma de dinero anual, pero todo lo que exced?a de aquella suma pod?a gastarlo como quisiera. Casi todos los esclavos que alquilaban su propio tiempo eran diestros artesanos y la mayor?a de ellos estaban concentrados en las ciudades del Alto Sur. Aunque se considerana a casi todas las partes ilegal esa costumbre y se denunciaba a menudo como pelitgrosa, hab?a siempre unos pocos esclavos que de una forma u otra consegu?an trabajar, bajo el control puramente nominal de sus propietarios.

Permitiendo a estos esclavos de confianza alquilar su propio tiempo, el amo se ahorraba el tener que alimentarlos, vestirlos y buscarles empleo. as? pues, mientras no le supusiera ninguna molestia, la ?nica preocupaci?n del amo era la de recibir su dinero -que casi siempre equival?a a una considerable parte de su sueldo- peri?dicamente. Frederick Douglas (1) describ?a los t?rminos con que alquilaba su propio tiempo para trabajar como calafate en los astilleros de Baltimore: 'Se me permit?a dsiponer de todo mi tiempo; discutir sobre todo lo concerniente a mi contrato de trabajo; buscar mi propio empleo y percibir mi salario. A cambio de esta libertad, se me exig?a u obligaba a pagar tres d?lares a finales de cada semana, a vestirme y buscar mi alojamiento y a comprar mis propias herramientas de trabajo. Cualquier incumplimiento de algunos de estos puntos pod?a poner fin al privilegio de que gozaba. Todo ello era de muy dif?cil cumplimiento.'

(De la obra de Kenneth M. Stampp titulada 'The Peculiar Institution', 1956)

(*) El t?tulo es nuestro

(1)?http://es.wikipedia.org/wiki/Frederick_Douglass

?




Publicado por Senocri @ 15:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios