Mi?rcoles, 15 de junio de 2011

RELATOS ?NEGROS? DE BOXEO


ENTREVISTA A ARTURO SEEBER BONORINO, autor deUn paquete para el m?nager. Relatos negros de boxeo

?Estoy convencido que la ficci?n es siempre m?s clemente que la realidad.??

?C?mo surge este libro de cuentos de boxeo "Un paquete para el m?nager?

Cuando me concedieron el XXI Certamen Manuel V?zquez Montalb?n, en el Real Sitio de San Fernando de Henares, porLa gran oportunidad del Pelusa, me entusiasm? con la idea de hacer un libro de relatos de boxeo, ya que he sido aficionado a este deporte desde joven.

Los cuentos est?n ambientados en la ciudad de Buenos Aires, ?no es as??

S?. Aunque llevo casi dos d?cadas viviendo en Espa?a, me he formado al estilo de all?, que difiere mucho del boxeo en Espa?a. Aqu?, el boxeo se ha civilizado mucho, es un deporte m?s, porque en Espa?a ya no hay miseria, y que as? espero que dude. Argentina es y ha sido siempre un pa?s de grandes diferencias sociales. Si tuviera que hacer una apretada s?ntesis, te dir?a que s?lo hay dos clases sociales, el blanco, descendiente de inmigrantes, y el indio o mestizo, lo que en tiempos de Per?n se llamaba "cabecita negra", en la pr?ctica, considerado un ciudadano de segunda... ?Y que no me digan que en mi pa?s no hay racismo!

?Y eso qu? diferencia marca?

El "cabecita", que suele vivir en unas chabolas que all? se llaman "villas miseria", o en casuchas hechas con sus propias manos y a medio terminar, en barriadas humildes, es la materia prima de los trabajos m?s bajos, y no tiene acceso a la educaci?n ni a la cultura, as?, cuando llega al boxeo llega como a un desquite, porque el triunfo como boxeador le deparar? fortuna, fama y una pseudo elevaci?n social. Pero salvo excepciones, la ignorancia, los a?os de escasez, lo llevan a dilapidar pronto la fortuna que han adquirido, enga?ado por los "listos" que lo rodean, y aturdi?ndose con alcohol, drogas y jodiendas. As? comienza y finaliza su quiebra, econ?mica y personal. ?Cu?ntas veces he visto, con suma tristeza, a Pascualito P?rez, primer campe?n mundial argentino, del peso mosca, rodear por las noches el Estadio Luna Park, sucio, harapiento y borracho, pidiendo a todo Cristo para seguir chupando.

Una dura ca?da, recordando aquel cl?sico del cine negro

S?, salvo excepciones, como el caso de Horacio Accavallo, nuestro segundo campe?n mundial mosca, que invirti? el dinero ganado en una cadena de tiendas deportivas, en general el destino final de estos triunfadores es una miseria peor, el alcohol, una vida delictiva de peque?o alcance, y muchas veces una violencia acrecentada que los vuelve pendencieros y asiduos a las comisar?as. Si a eso sumamos la corrupci?n policial, resulta un c?ctel explosivo, como muestro en otro cuentos, El duro falso, premiado en el VII Certamen de relato de Coslada. Y c?mo no tratar los a?os de la corrupci?n militar, del ?ltimo golpe de Estado llamado Proceso de Reorganizaci?n Nacional, que nos azot? desde 1976 a 1983, con una b?rbara e indiscriminada represi?n que en nada tiene que envidiar a la represi?n de posguerra del franquismo. Un clima de impunidad, en que grupos militares hac?an una suerte de islas en cualquier zona del territorio argentino, llamadas "zonas liberadas", donde con soberan?a propia y absoluta pod?an raptar y asesinar a quienes les viniese en gana (todo el pa?s era "zona liberada", ser?a m?s preciso decir). En este tel?n de fondo se sit?an dos cuentos: Las "variantes" del Se?or Subcomisario y Un round de entrecasa".


Pues no creo que tu libro se pueda definir como "optimista".

Como expreso en un momento del pr?logo, acaso s? lo es. Estoy convencido que la ficci?n es siempre m?s clemente que la realidad.?

Texto:?Manuel Blanco Chivite

Seguir las presentaciones de:?Un paquete para el manager. Relatos negros de boxeo

El Garaje Ediciones SL

160 p?ginas

Precio Venta P?blico: 12 euros

?


Publicado por Senocri @ 18:56
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por el_trampero
Domingo, 26 de junio de 2011 | 15:55

Como ya comenté en un blog paralelo, lo dicho por el autor en esta entrevista perfectamente puede aplicarse al caso de mi patria, México ¡Que parecidos somos en muchas cosas los países de América Latina! ¡Ojalá eso hicera que nos unamos más!